La inminente presencia del puerto y su infraestructura frente a la bahía de Valparaíso hace necesario implementar nuevas maneras de mirar el mar. Se propone para esto una pasarela que, junto con cumplir con el objetivo de cruzar la transitada Av. Errázuriz, se instala como un mirador que transforma al puerto en espectáculo en vez de obstáculo.

De carácter escultórico, la pasarela enfatiza la asimetría entre sus extremos. Hacia la ciudad (Bellavista) articula programas en su base que acompañan el paseo peatonal, mientras que hacia el mar es estrecha y funcional en su base, dando soporte a una gradería en altura que enmarca el paisaje e invita a la permanencia.

Equipo: SHIFT arquitectos

Cliente: TCVAL
Tamaño: 300 m2
Ubicación: Valparaíso
Estado: Anteproyecto
Año: 2015