Sector 1 / Viaducto Acceso

SUR Plaza Wheelwright A pesar de su larga historia, actualmente este espacio urbano lejos de ser un lugar de relación, es un nudo vial totalmente fragmentado, con una deficiente infraestructura urbana y sin identidad propia. Además, los iconos patrimoniales aquí presentes (Aduana y Ascensor Artillería), son objeto de una puesta en valor muy pobre. Estas características hacen merman su carácter y uso como Plaza, convirtiéndolo en un no lugar. Estrategias asociadas al ordenamiento del tránsito y a la mejora de la calidad urbana, serán esenciales para devolverle la esencia de plaza, de lugar de estancia y de encuentro. De esta forma podremos apostar por convertirla en la nueva puerta al sitio de Patrimonio Mundial de la Unesco. Las decisiones tomadas en la planificación integral del nuevo esquema vehicular del Plan, reconfigurarán el lugar, aumentando considerablemente el ahora exiguo espacio peatonal y de esparcimiento. De la total fragmentación, pasaremos a la creación de dos zonas con un carácter distinto: -Una isla urbana con una función vinculada al tránsito viario y al movimiento peatonal. La lámina de agua aquí proyectada actuará como reminiscencia de lo que este lugar fue, y acentuará el protagonismo y presencia de la futura Aduana. -La nueva Plaza Wheelwright. Este espacio unitario y de gran calidad urbana, dignificará dos piezas fundamentales de ciudad, el futuro Museo Nacional de Aduana y el Ascensor Artillería. Este espacio público actuará como remate de la Senda Urbana Cochrane al tiempo que sirve de nexo con la otra dimensión espacial que rige la fisonomía de Valparaíso, el Cerro Artillería. La recuperación ambiental del Cerro constituirá un aporte al paisaje natural original; la formalización de un nuevo recorrido que conecte el Plan con el Paseo-Mirador 21 de Mayo reforzará el carácter y vocación urbana del sector. Viaducto. A nivel urbano, el lugar debe entenderse en su contexto inmediato. La pieza forma parte del conjunto turístico/lúdico/cultural constituido por la plaza Wheelwright-Ascensor Artillería, el Paseo 21 de Mayo y el Ascensor Villaseca. Formalmente, el sector recoge la reinterpretación de las líneas de agua que bajan del cerro al mar. Más que remate urbano, hemos concebido este espacio como condición de Nodo dentro del circuito peatonal y ciclista que hemos incorporado en el nuevo Boulevard Costero de Valparaíso. La condición de Viaducto, no debe convertir a este sector en un espacio residual. No debe entenderse como un espacio debajo de un puente, sino como un espacio público cubierto. El proyecto se convierte por tanto, en una oportunidad de abordar un espacio techado. La idea es crear un equipamiento polivalente a disposición de la ciudadanía. En los apoyos estructurales se programa una envolvente que disfrace la dureza de la infraestructura, cuya morfología va variando en base a los diferentes programas que contiene: estacionamiento de bicicletas, tienda-taller de bicicletas y afines, baños-bodega-administración y café-exposiciones. La nueva plaza se fragmenta para albergar esa diversidad de usos. En los espacios resultantes se plantea un anfiteatro multiuso y dos “tazones” multipropósito, donde realizar actividades deportivas durante el día y culturales en la noche -proyecciones o exposiciones-. La necesidad de atenuar el ruido se resuelve con una barrera acústica a modo de pantalla, la cual, además de dar unidad visual a la propuesta, funciona como gran pantalla cinética a modo de fachada interactiva urbana. Los Almacenes Fiscales, piezas arquitectónicas de gran riqueza patrimonial, deberían ser incluidos en la propuesta como remate de la intervención, devolviéndolos a la ciudad. Completarían el programa deportivo de la Plaza Viaducto al albergar piscinas cubiertas y canchas deportivas.

Las decisiones tomadas en la planificación integral del nuevo esquema vehicular del Plan, reconfigurarán el lugar, aumentando considerablemente el ahora exiguo espacio peatonal y de esparcimiento.

Sector 2 / Muelle Prat

La unidad compuesta por la Plaza de la Justicia, la Plaza Sotomayor y el Muelle Prat conforman un vacío urbano continuo entre el pie de cerro y el mar. Una situación única, que no se presenta en otra parte de la trama urbana de la ciudad. Su connotación histórica, la diversidad de usos que acoge el sector y su envergadura, lo convierten en potencial referente de calidad urbana en Valparaíso. La propuesta para este sector deberá ser abordado, no como un sumatorio de intervenciones, sino como un todo. La idea es generar un nuevo espacio público dinámico y contemporáneo, respetando su patrimonio e interculturalidad. Esto supone una profunda reflexión global tanto en los aspectos funcionales, de movilidad, espacial o de texturas. Nueva Plaza Estación Puerto. Este espacio ligado al Muelle Prat y antesala de la Plaza Sotomayor, no tiene actualmente ni la calidad urbana ni el carácter que se merece. Lo que debería ser puerta de la Estación Puerto es a día de hoy un lugar caótico y sin identidad. Que la entrada-salida vehicular del estacionamiento subterráneo Plaza Sotomayor se ubique aquí, imposibilita cualquier posible relación urbana. Re ubicar su emplazamiento será nuestra estrategia fundamental. El nuevo diseño urbano del futuro Boulevard Costero de Valparaíso (calle Errázuriz), posibilitará situar la entrada y salida de manera longitudinal al eje vial sin necesidad de sacrificar los cuatro carriles de circulación actuales. Asimismo, se aprovechará el espacio resultante como parada de buses turísticos. Esta decisión optimizará el uso del estacionamiento sin que por ello se reduzca el número de plazas existentes. Esta potente estrategia cambiará radicalmente la fisonomía de este lugar. Podremos hablar entonces de una nueva puerta de la ciudad, la NUEVA PLAZA ESTACIÓN PUERTO será un hecho. El diseño de este vacío urbano estará acorde con su función: lugar de encuentro intermodal de Valparaíso. Su sencillez urbana se verá enriquecida por un sutil espejo de agua que recibirá a los viajeros y acentuará la escenografía del pórtico oceánico que conforman las dos torres. Muelle Prat. El Muelle Prat es parte de la memoria de los habitantes de Valparaíso. Es el lugar donde el porteño puede acceder al borde costero, esencia social, cultural e identitaria de la ciudad. Sin embargo, acceder al Borde no significa relacionarse con su patrimonio natural, el mar. Debemos responder por tanto, a la necesidad que el porteño tiene de disfrutar de su mar. Redefiniremos su llegada, enfatizaremos su vocación marítima, recuperaremos el legado histórico de Borde. El Muelle tiene también un uso rico y diverso; en él se mezclan las labores tradicionales portuarias con actividades recreativas y turísticas. Sin embargo, el desorden espacial y programático dificulta su funcionamiento como lugar de encuentro y esparcimiento. Reordenar y mejorar su calidad urbana sin sacrificar su multifuncionalidad, enriquecerá su identidad original y reforzará su papel de pórtico de la Ventana Oceánica. A nivel programático este sector se dividirá en dos subsectores: uno más interior y otro de relación directa con el Borde. El paso de los autobuses provenientes del TPV hace que el subsector interior sea entendido como pieza de transición entre la Plaza Estación-Puerto y el Muelle, además de antesala del pórtico urbano que configuran las torres de la Aduana Nacional y Capitanía de Puerto.

Equipo: SHIFT arquitectos: Stephan Schaale & Natalia Busch + Susana López (ES) + Sylvain Macaux (FR) + ESTUDIO TRANSVERSAL (CO)

Cliente: Empresa Portuaria Valparaíso
Tamaño: 20.000 m2
Ubicación: Valparaíso
Estado: Concurso / 3er lugar
Año: 2015Link [Plataforma]